«

»

Imprimir esta Entrada

Una vivienda energéticamente eficiente también podrá ahorrar en el recibo del IBI

ventanas

Los ayuntamientos podrán bonificar el IBI por la eficiencia energética de los edificios.

Tener una casa eficiente energéticamente tiene muchas ventajas que se plasman fundamentalmente el ahorro en la factura de la luz y la calefacción, y en la factura ecológica de nuestra vivienda, pero Jiménez Almarcha Arquitectos quieren esta vez poner el foco en un nuevo beneficio fiscal que, a partir del año que viene, podrán aplicar los ayuntamientos en la recaudación del Impuesto de Bienes Inmuebles.

La Ley de Presupuestos Generales incluye una enmienda en la que Hacienda ofrece a los ayuntamientos la posibilidad de aplicar una bonificación potestativa en el IBI de hasta el 20% para aquellos inmuebles que gocen de una calificación energética A, es decir, que tengan la máxima calificación en ahorro energético y emisiones. Esta bonificación se aplicará de forma gradual a las viviendas que tengan un ‘aprobado’ en eficiencia energética, de forma que las mejores calificaciones -los inmuebles más eficientes- obtienen una bonificación mayor en el impuesto.

De esta forma, de igual manera que los inmuebles con una calificación energética A tendrán una bonificación del 20% en el recibo del IBI, la medida establece una rebaja del 16% en el impuesto para las edificaciones con calificación energética B; del 12% a las viviendas e inmuebles con calificación energética C; del 8% para los que han conseguido una calificación energética D; y del 4% para los inmuebles con una calificación energética E, el ‘aprobado’ en esta materia del ahorro energético y de emisiones. Los edificios que obtengan una calificación F o G, o simplemente no tengan certificado de eficiencia energética, quedarán fuera de estas bonificaciones.

Jiménez Almarcha recuerda que, como este impuesto es competencia de los ayuntamientos, serán los municipios los que decidirán en última instancia si trasladan esa rebaja a sus tributos a través de ordenanzas fiscales a partir del 1 de enero de 2016. No obstante, la creciente concienciación en las instituciones públicas sobre la necesidad de aplicar medidas que incentiven la eficiencia energética y la reducción de emisiones de efecto invernadero, convierte esta posibilidad en una oportunidad para los ayuntamientos y entes locales de incentivar a los ciudadanos en este objetivo de todos.

Otro obstáculo para que el ahorro en el IBI sea efectivo para las viviendas mejor dotadas para el ahorro está, precisamente, en el corto desarrollo de la cultura de la eficiencia energética en nuestro país. En porcentaje sobre el total, son muy pocas las edificaciones que se han levantado pensando en el máximo ahorro energético y la menor cantidad de emisiones. De hecho, sólo el 0,1% de los hogares españoles con certificado energético tiene una calificación A y podrá beneficiarse de la máxima rebaja planteada por Hacienda.

Son también muy escasas las viviendas y edificaciones con certificado energético B (0,6%), C (3,4%) y D (10%), aunque suman miles de inmuebles en España. La mayor parte de las viviendas con certificado de eficiencia energética tiene una E como calificación, lo que les da derecho a un descuento del 4%, en el caso de que el ayuntamiento que gestiona el impuesto decida aplicar estas bonificaciones.

Se quedan sin rebaja el 38% restante, que tienen las peores notas en eficiencia energética, así como todos aquellos inmuebles que no disponen de certificado energético, que están fuera de estas estadísticas. Estos inmuebles, que precisan de un certificado de eficiencia energética para su venta o puesta en alquiler, tampoco pueden acreditar su derecho a recibir esta bonificación, si se diera el caso.

Etiqueta-energetica

Acreditar el certificado energético

Como explica César Jiménez, en un principio bastaría con presentar la acreditación de eficiencia energética en el ayuntamiento que, previamente haya incorporado esa posibilidad en su ordenanza. En este certificado viene reflejada la calificación que determina la cuantía de la bonificación sobre el IBI. “Es un beneficio añadido a una práctica que, a la larga, genera ahorros en el consumo eléctrico y beneficia el medio ambiente porque se reducen emisiones”, explica el arquitecto. “Además, si quieres sacar rentabilidad a una vivienda, tienes que certificar su eficiencia energética por ley”, recuerdan desde este gabinete de arquitectura.

Jiménez Almarcha Arquitectos, que entre sus servicios incluye el asesoramiento en materia de certificación energética de edificios y certificación de inmuebles, ayuda a particulares y empresas a poner en valor la eficiencia energética de sus inmuebles y adaptarlos para lograr la máxima eficiencia energética y el mínimo impacto medioambiental. “La bonificación en el IBI que ahora se plantea es un paso más, pero lo cierto es que la aplicación de la eficiencia energética en la construcción es una tendencia que va a más”, concluyen.

Sobre el Autor

Redacción - Manzanares al día

Enlace permanente a este artículo: http://manzanaresaldia.es/una-vivienda-energeticamente-eficiente-tambien-podra-ahorrar-en-el-recibo-del-ibi/

error: Content is protected !!