«

»

Imprimir esta Entrada

Manuel Vicent reflexiona sobre el periodismo, la comunicación y nuestra historia reciente en la Escuela de Ciudadanos

El escritor Manuel Vicent (izq.), junto al director de la Escuela de Ciudadanos, Román Orozco, este viernes en la Casa de la Cultura de Manzanares.

El escritor Manuel Vicent (izq.), junto al director de la Escuela de Ciudadanos, Román Orozco, este viernes en la Casa de la Cultura de Manzanares.

La Escuela de Ciudadanos abrió el viernes su nuevo curso de la mano del escritor y periodista, Manuel Vicent, quien ofreció a las 250 personas que le recibieron en la Casa de la Cultura de Manzanares un viaje al pasado, por las sendas de la literatura y la historia reciente, reflexionando sobre los caminos de la comunicación y las experiencias vividas en esas antiguas redacciones en las que “los periodistas tenían una copa de coñac en su mesa” y “las máquinas de escribir sonaban como ametralladoras”.

Vicent confesó que su vocación literaria le llegó ante la evidencia de que era “más fácil cambiar el mundo a través de las palabras que cambiar un enchufe”. Y se dedicó a ello. Ante un salón de actos que disfrutó con el relato de sus recuerdos, relató sus inicios en el Diario Madrid, donde empezó a colaborar cuando “ni me planteaba escribir en un periódico”. Fue allí donde se dio cuenta, tras escribir un artículo sobre la muerte del dictador portugués Salazar, que el periódico es “un telar donde cada día se fabrica un tejido que se mueve, una alfombra mágica que te obliga a seguir escribiendo al día siguiente”.

Fue así como Manuel Vicent encontró la manera de hacer literatura en un periódico, en una época marcada por la censura, en la que “al Régimen le molestaba más lo que no se ponía, que esos ‘pellizquitos de monja’ que en ocasiones se colaban en la edición”. En esos años de dictadura, “el lector completaba las noticias al interpretar las claves secretas que dejaba el periodista”, recordaba Vicent, que puso como ejemplo al gran Cuco Cerecedo, que elaboraba crónicas políticas como si fueran un partido de fútbol en el que Franco era Bernabéu.

Tras ‘Diario Madrid’, llegó ‘Hermano Lobo’, ‘Triunfo’ y, finalmente ‘El País’, donde sigue firmando sus columnas. Vicent también fue cronista parlamentario y testigo de ese consenso de la Transición y de la “espectacular la carga magnética explosiva que se respiraba en las primeras sesiones de la democracia”, donde protagonistas de la clandestinidad como Alberti, Dolores Ibárruri o Carrillo, compartían banquillo con personas del Régimen.

Con algo de nostalgia, Manuel Vicent recordaba esos años en los que se estableció la condición de “adversario pero amigo” en el parlamento y “todas las fuerzas políticas empujaban en la misma dirección”, sobre todo en determinados asuntos. “Esto perduró hasta la segunda legislatura de Aznar. Las mayorías absolutas son terroríficas”, señaló.

También hubo momento para la reflexión sobre la deriva de la comunicación, que cambió con la imagen que capturó el momento de la muerte de Kenedy. “Las cámaras dejaron de ser inocentes”, sentenció Vicent, quien llamó la atención acerca de que “cuando las cámaras se van, ya no hay noticia”. El periodista analizó cómo la información se ha ido difuminando con la comunicación, han entrado en escena el negocio y el espectáculo, y finalmente las redes sociales lo han transformado todo. “Con las redes sociales, la información depende del sistema nervioso”, afirmó el escritor, refiriéndose a ese anhelo de inmediatez que persigue.

Para Vicent, el futuro pasa por la interpretación de la tecnología, porque “lo analógico está siendo suplantado por lo digital, lo fantasmagórico”. Además, esas tecnologías de la información en manos de la gente, en sus móviles, en sus tablets, nos convierten en reporteros circunstanciales, la cantidad de información que se genera es inmensa, “lo domina todo” y el interés de la noticia pasa “de lo global a lo particular y al revés”. Y todo, a gran velocidad, porque las noticias “se mastican como chicles y se tiran cuando pierden el azúcar”.

Historia de España en tres historias

La historia reciente de España, descrita en sus tres últimos libros “Aguirre el magnífico”, “El azar de la mujer rubia” y “Desfile de ciervos”, también fue analizada por Manuel Vicent. El escritor recordó algunos pasajes vividos en primera persona o que le llegaron sobre Jesús Aguirre, que fue cura, ex cura y duque de Alba. Y también recordó aquel paseo del rey Juan Carlos I con Suárez tras entregarle el Toisón de Oro, cuando el ex presidente ya no se acordaba de quién había sido ni de quién era ese señor que le acompañaba, para hablar del triángulo formado por ellos dos y esa mujer rubia “que basculaba entre uno y otro”, Carmen Díez de Rivera.

Para Vicent, “dentro de muchos años, cuando los acontecimientos que pasan ahora sean tres líneas en la historia, lo único que va a quedar es la entrada de Tejero en el Parlamento, con el presidente Suárez que no se tiró al suelo y que arriesgó su vida para proteger a un amigo, porque ese momento resume toda la historia de España”.

En su último libro, el escritor habló de la desaparición “de los sueños, la ilusión y la esperanza” en la sociedad española de los últimos años representada a través del cuadro de la familia real de Antonio López, como “reverso del mito de Dorian Gray”. Mientras que Dorian Gray pactó con el diablo permanecer siempre joven mientras la corrosión de su vida pasaba a un cuadro, Vicent expresó que en España ha ocurrido lo contrario, “el cuadro basado en 1995 representaba a los personajes jóvenes, mientras que fuera han envejecido, se han visto seducidos por la corrupción y han estado marcados por los escándalos políticos”. Eso sí, frente a la realidad de este país marcado por “políticos que no están a la altura de las circunstancias”, y “el sálvese quien pueda”, Manuel Vicent se negó a eliminar la esperanza de los capítulos de la historia que hoy se escriben.

Sobre el Autor

Francisco J. Ruiz

Periodista y editor de Manzanares al día

Enlace permanente a este artículo: http://manzanaresaldia.es/manuel-vicent-reflexiona-sobre-el-periodismo-la-comunicacion-y-nuestra-historia-reciente-en-la-escuela-de-ciudadanos/

error: Content is protected !!