«

»

Imprimir esta Entrada

Educación

Pleno de Constitución del Ayuntamiento de Manzanares en la X legislatura.

Pleno de Constitución del Ayuntamiento de Manzanares en la X legislatura.

El pasado sábado echó a rodar una nueva legislatura que promete cambios. Caras nuevas, grupos nuevos, nuevas voces y, en algunos casos, nuevas formas de hacer política de la mano de los ciudadanos se dieron cita en el pleno de Constitución de la recién estrenada Corporación Municipal.
El escenario de un acto que debería ser solemne y democrático, el Gran Teatro, se llenó de público, de aplausos y, por momentos, también de abucheos y gritos que no dejaron completar su discurso a la portavoz popular. “Cómo provoca”, se escuchaba entre el público mayoritariamente contrario a unos argumentos que, efectivamente, no encajaban con la decisión del pueblo expresada en las urnas el 24 de mayo. Maneras de ver la realidad, que en política suele aparecer como un poliedro de caras radicalmente diversas, distantes y diferentes. Pero que son legítimas, siempre que guarden las reglas del juego democrático.
Esos 17 minutos de discurso atrompicado emborronaron lo que debía ser una fiesta de la democracia. Para el resto de portavoces hubo respeto y aplausos, sí, pero en un acto democrático deben caber todos. Tenemos la corporación más plural que hayamos votado nunca y es necesario que haya un entendimiento mínimo, unas normas de educación y respeto, para hacer este Ayuntamiento gobernable. El pueblo, y también un equipo de gobierno que puede ver en un pleno cómo los votos de toda la oposición echan para atrás sus propuestas, lo necesitan.
El tono y la línea seguida por la portavoz popular en su intervención echaron a perder una buena oportunidad de iniciar con esas palabras la campaña de las municipales de 2019. Las elecciones se suelen ganar con el voto de los no convencidos. Pero, considerando un error plantear el primer discurso desde la oposición recordando medidas que, por diversos motivos, han supuesto la pérdida de cientos de votos cuatro años después, y aun entendiendo que muchos vecinos discrepen y hasta les moleste escuchar ese discurso, no es de recibo que se responda con gritos de “fuera, fuera” a la voz que en ese momento representa a 3.472 vecinos.
Falta educación democrática
Hablan algunos de bochorno, pero esta situación produce más tristeza y reflexión que otra cosa. Sobre todo cuando la noche anterior, otra voz que merece la pena escuchar, la del escritor Antonio Muñoz Molina, ofrecía una lección magistral sobre la educación y la democracia. Durante esta charla, entre los muchos vértices que planteó sobre este tema, Muñoz Molina habló de la necesidad de salvaguardar las formas en el debate y no confundir la diversidad de ideas con el enfrentamiento puro y duro, casi personal. Adversarios políticos deberían tener todos un mismo objetivo: el bien de los ciudadanos, el pueblo de Manzanares y sus problemas. La Escuela de Ciudadanos, que sigue regalando a Manzanares impagables oportunidades para el debate y la reflexión, ya tiene colgada la conferencia de Muñoz Molina en Internet.
Sucesos como el del sábado pasado hacen pensar que aún nos falta de esa educación democrática de la que habla Muñoz Molina, que nos queda mucho por aprender todos de todos, y que nuestros representantes políticos tienen la responsabilidad de evitar que no se repitan los gritos a ningún portavoz en actos de calado institucional. Quienes están en esos asientos tienen a muchos ciudadanos detrás.
En una legislatura tan diversa, con tantas formas de ver la realidad y con importantes problemas que atender, sin respeto ni educación será difícil llegar a soluciones. Porque durante estos cuatro años, toda solución tiene que pasar por pactos, como destacaron los grupos representados en el Ayuntamiento el pasado sábado. Se acabaron las mayorías absolutas, así lo ha querido el pueblo.
El enemigo no es el concejal de enfrente, sino el paro, las dificultades de las familias de Manzanares, los obstáculos para sacar adelante nuevas empresas, las incertidumbres que siguen sobrevolando el hospital, etc. Frente a ellos, sin duda habrá debate, pero que sea desde el respeto, la transparencia y la buena educación. Las urnas pidieron entendimiento y pactos a nuestros políticos. Ojalá no nos defrauden.

Sobre el Autor

Francisco J. Ruiz

Periodista y editor de Manzanares al día

Enlace permanente a este artículo: http://manzanaresaldia.es/educacion/